ÉXITO DEL MERCADO DE TRUEQUE DEL PROYECTO MUDALMUNDO

 

El pasado 11 de Diciembre tuvo lugar en el Frontón de Jarandilla de la Vera el Mercado de Trueque que el I.E.S. “Jaranda” organizó en colaboración con distintas asociaciones locales entre las que destacaban la Federación de Mujeres La Flor de la Jara y la Asociación de Madres y Padres de alumnos del C.E.I.P. “Conquistador Loaysa” y de nuestro Instituto. Esta actividad se enmarcaba dentro del “Proyecto Mudalmundo” que organizaba el Colectivo Cala y financiaba la Agencia Extremeña de Cooperación para el Desarrollo y que ya había tenido varias fases previas tanto en el Centro como en la Casa de la Cultura de Jarandilla de la Vera, con varias sesiones prácticas sobre Consumo Responsable; y una convivencia en Alburquerque de los alumnos de 4ºESO A junto a otros jóvenes de Valencia de Alcántara. El “TRUECO” ponía el broche de oro a este proyecto que pretende educar en valores desde los ambientes rurales implicando a varias generaciones de ciudadanos, desde los más mayores a los más pequeños, desde los abuelos hasta los nietos pasando por los padres; y la actividad no defraudó. La coincidencia con el mercadillo local hizo que la afluencia de familias tanto de Jarandilla como de otros pueblos veratos fuera muy numerosa; a pesar de la amenaza de lluvia, que acompañó desde que se instaló el mercado a primera hora de la mañana. En cuanto a los artículos trocados hubo de todo: ropa, libros, juguetes y… ¡hasta un sofá!; que pasaron de mano en mano demostrándose así que algo que a nosotros no nos sirve puede venirle muy bien a otra persona; y lo que otros ya no utilizan, quizás nos pueda servir a nosotros sin recurrir al consumo desmedido al que el sistema económico contemporáneo parece empujarnos y del que podemos zafarnos. Como actividades complementarias hubo un taller de muñecas de trapo hechas con ropa vieja, dando un uso lúdico a aquello que de otra manera iba a convertirse en basura. Y un taller de jabón ecológico, fabricado al reciclar el aceite usado, dándole una nueva vida a una sustancia altamente contaminante. La experiencia en su conjunto resultó todo un éxito y cabe esperar que en futuras ediciones sigan sumándose alumnos, alumnas, padres, madres y miembros de la comunidad educativa a este evento que, además de acercar nuestro Centro a la ciudadanía jarandillana, educa en valores.