NORMAS DE BIBLIOTECA. I.E.S. "Jaranda"

 

1.- Los alumnos podrán usar la biblioteca, que se mantendrá abierta durante todo el horario lectivo, en recreos u horas de clase (con actividades organizadas), siempre con la supervisión de los profesores. Se podrán consultar los fondos de la biblioteca de forma directa (generalidades y libros de acceso libre, en estanterías exteriores), o mediante préstamo personal, previa elección del ejemplar y solicitud al profesor responsable (quien facilitará el libro al alumno, que no podrá tener acceso a las estanterías interiores con el fin de  evitar el desorden y la falta de control.)

 

2.- Para elegir los libros, los alumnos y profesores dispondrán de un ordenador para realizar sus consultas informáticamente. Para ello se seguirán estos pasos:

        Abrir la pantalla de “Catálogo” en Abies y desplegar una ficha de “Consulta simple”.

        Solicitar información tecleando (aproximadamente) los datos conocidos del libro.

        Seleccionar el ejemplar que nos interesa del listado de opciones ofrecido.

        Anotar el un papel signatura y número de registro para que el profesor lo busque.

 

3.- El préstamo, la devolución y la prórroga de préstamos vigentes se realizará a través del programa Abies, y será requisito imprescindible acudir a la Biblioteca con el carnet personal, que permite hacer estas operaciones. Si dicho carnet se extraviara o deteriorara, sólo será sustituido por uno nuevo la primera vez, por lo que será especialmente importante cuidarlo y protegerlo.

 
 

4.- El préstamo de libros (dos como máximo cada vez) se realizará por 21 días a partir de la fecha de entrega. Concluido el plazo, el libro habrá de ser devuelto y permanecer a disposición del resto de alumnos al menos una semana, transcurrida la cual podrá volver a tomarse en préstamo si sigue disponible (la renovación nunca será automática). En caso de que el ejemplar solicitado esté prestado en ese momento, el alumno puede pedir que se le incluya en la “lista de espera” de lecturas, lo que garantizará su prioridad en el momento en que se haga efectiva la devolución.

 

5.- Con el fin de que nuestra biblioteca funcione convenientemente y de que todos podamos disponer de los libros, es necesario que se cumplan las normas de préstamo y  se respete  tanto el ejemplar como el tiempo indicado, por lo que periódicamente se hará público un listado de alumnos con retrasos en la devolución de sus lecturas, a los que se aplicarán diversas sanciones:

        Pérdida del servicio de préstamo durante un plazo equivalente al retraso.

        Abono del ejemplar deteriorado o reclamado insistentemente y no devuelto.

        Amonestación por no respetar el derecho a la lectura de sus compañeros.

 

6.- Aquellos alumnos que utilicen la biblioteca como lugar de estudio o consulta deberán mantener un comportamiento extremadamente respetuoso y ordenado, guardando el máximo silencio y respeto al trabajo de los demás; en caso contrario deberán abandonar la misma cursándose la correspondiente falta establecida en el Reglamento.

 

7.- Los alumnos disponen, también en la biblioteca, de ordenadores para consultar enciclopedias, buscar informaciones o ultimar trabajos. La conexión con Internet sólo está autorizada para usos estrictamente didácticos, suspendiéndose los permisos de acceso en caso contrario, y remitiéndose al alumno al aula de actividades extraescolares.